Llámanos somos tu centro Quiropráctico!

¿Qué es La Estenosis Espinal?

Algunas personas nacen con un conducto vertebral pequeño. Sin embargo, la
mayoría de los casos de estenosis del conducto vertebral ocurren cuando se
produce algo que reduce la cantidad de espacio abierto que hay en la columna
vertebral.
Este estrechamiento de los espacios dentro de la columna vertebral puede
ejercer presión sobre los nervios que se extienden por la columna. La estenosis
del conducto vertebral se presenta con mayor frecuencia en la parte baja de la
espalda (lumbares) y también en el cuello (cervicales)
La causa más frecuente de estenosis del conducto vertebral son los cambios
por desgaste en la columna vertebral relacionados con la artrosis, pero también
puede ser debido a un crecimiento óseo excesivo (debido por ejemplo a la
“enfermedad de Paget”, osteofitos, ect. ), hernias discales, ligamentos
engrosados, tumores o lesiones en la columna.

¿Puedo padecer Estenosis sin presentar síntomas?
Algunas personas con estenosis del conducto vertebral pueden no percibir
síntomas y descubrir que la padecen por casualidad en exploraciones ya sea
por resonancia magnética o tomografía computarizada. Otras pueden sufrir
dolor, hormigueo, entumecimiento y debilidad muscular. Los síntomas pueden
empeorar con el tiempo si no se tratan. Cuando estos comienzan a aparecer, lo
hacen gradualmente y empeoran con el tiempo. Éstos varían según la
ubicación de la estenosis y los nervios afectados.

Síntomas de la Estenosis Espinal Cervical

·  Entumecimiento u hormigueo en la mano, el brazo, el pie o la pierna
· Debilidad en la mano, el brazo, el pie o la pierna
· Problemas al caminar y de equilibrio
· Dolor de cuello
· En casos graves, disfunción de la vejiga o de los intestinos (urgencia e
incontinencia urinarias)
Síntomas de la Estenosis Espinal Lumbar
· Entumecimiento u hormigueo en un pie o una pierna
· Debilidad en un pie o una pierna
· Dolor o calambres en una o ambas piernas cuando permaneces parado
durante períodos prolongados o cuando caminas, molestia que suele
aliviarse al inclinarte hacia adelante o al sentarte
· Dolor de espalda

En casos graves y avanzados de estenosis del conducto vertebral, los médicos
pueden recomendar una cirugía a fin de crear un espacio adicional para la
médula espinal o los nervios, pero cada vez más, los médicos han empezado a
recomendar alternativas, tales como la quiropráctica, antes de decantarse a una
operación. Un ajuste quiropráctico equilibra el sistema nervioso, ya que ayuda a
poner en movimiento de nuevo las articulaciones y muchas veces conduce a una
reducción en los síntomas experimentados por la estenosis espinal.
El mantenimiento de nuestra columna debe ser primordial en nuestra vida. La
Quiropráctica, es una forma natural del cuidado de la salud, que va a ayudar a
que su columna se mantenga sana, y a su vez, frenar cualquier proceso
degenerativo.