Llámanos somos tu centro Quiropráctico!

 

A continuación os queremos dar unos consejos que os pueden ser de gran ayuda:

No abuses de bebidas carbonatadas. Contienen un alto contenido en azúcares además de ser muy ácidas. Dañan el esmalte produciendo, tras una ingesta excesiva a lo largo del tiempo, sensibilidad dental.

No fumes. El tabaco es perjudicial para todo tu organismo, la boca no es una excepción.

Vigila tus hábitos: mordisquear lápices, bolígrafos, comerte las uñas o apretar los dientes mientras duermes pueden hacer que rompas o desgastes tus dientes.

Cepilla tus dientes entre 2 y 3 veces al día durante dos minutos. Los cepillos eléctricos facilitan la técnica de cepillado, no obstante, si eres de los que prefiere el cepillo de toda la vida revisa con tu odontólogo la mejor forma para la limpieza de tu boca

Utiliza seda dental para limpiar el espacio entre los dientes. Un porcentaje muy alto de las caries diagnosticadas se encuentran en las superficies de contacto entre dientes. Incorporando estos elementos disminuimos la probabilidad de desarrollar caries y de acumular placa dental en estas zonas donde el cepillo no puede limpiar.