Llámanos somos tu centro Quiropráctico!

¿Sufres dolor de Ciática?

El nervio ciático es el más grande y largo de nuestro cuerpo. Comienza en la cintura lumbar por la unión de los nervios que se encuentran entre la cuarta vértebra lumbar y el tercer segmento del sacro. El dolor sigue el recorrido del nervio ciático desde la zona lumbar hacia abajo por las nalgas y piernas, y en ocasiones se extiende al tobillo, pie y dedos. Aunque no es frequente, el dolor también puede irradiarse hacia arriba de su espalda y en algunas personas puede molestar en el frente o en los costados de las piernas e incluso en las caderas. También puede situarse en las dos piernas a la vez.

El dolor puede ir acompañado de sensación de descargas eléctricas o quemantes, entumecimiento, alteración de la sensibilidad, escozores, hormigueos, o debilidad en la pierna. Puede semejar un palpitar constante y luego puede desaparecer por horas y días, puede ser muy doloroso o puede ser como una cuchillada. Sea de la manera que sea e incluso si desaparece con antiinflamatorios, es señal de que algo no se encuentra en su estado correcto natural.

Las causes del dolor ciático pueden ser diversas

Las causas más comunes de la ciática son malas posturas, accidentes, traumatismos, golpes, estrés, muchas horas sentado… Cualquier presión, espasmo muscular, tirón en la espalda, dolor o inflamación que afecte al nervio ciático puede desencadenar el dolor ciático.

Todos estas causas, ocasionan subluxaciones vertebrales que bloquean, desalinean o comprimen el nervio, ocasionando dolor e inflamación en una o ambas piernas.

¿Qué puede hacer la quiropràctica por ti?

El quiropráctico elimina la presión sobre el nervio ciático y reposiciona las vértebras de las lumbares o del sacro en su posición correcta. Busca y trata el origen del problema para que éste no vuelva a aparecer o empeore.

La salud de la columna vertebral mejora así de una manera natural y segura. Muy útil especialmente para aquelles personas más predispuestas

a padecer ciáticas, como son las mujeres embarazadas, por ejemplo, y que además deben evitar tomar fármacos.